Retrasar el envejecimiento con la alimentación | Olivetto®
18716
post-template-default,single,single-post,postid-18716,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Comer para retrasar el envejecimiento?: conoce cómo lograrlo

Envejecimiento y alimentación

El envejecimiento es un ciclo natural en la vida de los seres humanos. Sin embargo, hay algunas acciones al alcance de la mano para que tú, tus papás o abuelos puedan utilizar la comida a su favor y encarar esa etapa de la forma más positiva posible.

Lo mejor es que consisten en comer bien, lo que muchas veces se traduce en delicioso. Y es que resulta que una buena nutrición puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento (Barrera y Osorio, 2007). A continuación te contamos cómo.

El oro verde que retrasa el envejecimiento

Comencemos diciendo que las decisiones que tomamos desde la juventud tendrán un impacto en retrasar o adelantar el envejecimiento.

De hecho, científicos de la Universidad de Granada, en España realizaron estudios sobre los efectos del aceite de oliva en el organismo y el proceso de envejecimiento.

Lo que los investigadores encontraron fue que este tipo de aceite genera condiciones que ayudan a que el envejecimiento tarde más en aparecer. Esto ocurre, entre otras, por dos razones (El Confidencial, 2014):

  1. Por una parte, las células liberan de manera natural algo que se llama radicales libres. Están relacionados con la producción energética. Estos radicales funcionan como antorchas que queman todo lo que tocan, por lo que consumen a las células, es decir, las envejecen. Y aquí viene lo interesante: el aceite de oliva extra virgen tiene la capacidad de disminuir la formación de dichos radicales libres.
  2. Por otra parte, la forma de las células se modifica al envejecer. Estas se van hinchando, lo que hace que se afecte su funcionalidad. El aceite proveniente del fruto del olivo las ayuda a que mantengan su apariencia inicial por más tiempo.

Esto es lo que hace la nutrición para retrasar el envejecimiento

Al proceso de la formación de radicales libres en exceso se le llama estrés oxidativo (El Confidencial, 2014) y está muy relacionado con el envejecimiento prematuro.

Además del aceite de oliva, hay otros alimentos y hábitos que te pueden ayudar a ti, a tus papás o a tus abuelos a retrasar este proceso. Para ello se recomienda lo siguiente (Sáez, 2014):

  • Ingerir proteínas de calidad como las que provienen del salmón.
  • Agregar a la dieta hidratos de carbono complejos como almendras, peras, espárragos y brócoli.
  • Buscar ácidos grasos esenciales que ayuden a prevenir enfermedades del sistema circulatorio. Estos se encuentran en pescados, semillas y, por supuesto, el aceite de oliva.

Aunque comenzamos explicando que el envejecimiento es un proceso normal, ahora sabes que podemos hacer algo para que no llegue antes de tiempo. Y cuando llegue, hacer que sea otra etapa más de plenitud.

Por eso, no dudes en comerte un hummus de garbanzo con aceite de oliva, ya que además de ser rico, estará haciéndole bien a tu cuerpo.