Cómo hacer raviolis rellenos de pollo y espinaca | Olivetto
18019
post-template-default,single,single-post,postid-18019,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Raviolis rellenos de pollo y espinaca

Aunque existen diferentes teorías sobre el origen de los raviolis; ninguna ha sido comprobada hasta ahora; lo que sí sabemos es que los conocemos por la gastronomía italiana y porque son deliciosos. Unos de los más conocidos, son los raviolis rellenos de pollo y espinaca, y si leer esto ya te abrió el apetito, aprende a prepararlos en casa.

Dificultad de la preparación0%

Ingredientes para la masa de los raviolis

  • 220 gramos de harina (preferiblemente de fuerza o la que se usa en panadería) y un poco más para amasar.
  • 2 huevos grandes
  • 2 yemas de huevo (también puedes hacer la pasta solo con yemas si usas entre 7 y 8)
  • 1 cucharada de Aceite de oliva Olivetto® Suave
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno

  • 3 cucharadas de Aceite de oliva Olivetto® Suave
  • 3 cucharadas de cebolla cabezona finamente picada
  • 200 gramos de pollo molido
  • 2 ramas de tomillo
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto
  • 2 tazas de espinacas lavadas y secas
  • 1  taza de queso ricotta

Preparación

  1. Pon la harina en un mesón o en un recipiente amplio y haz un hueco en el centro (como si fuera el cráter de un volcán). Bate ligeramente los huevos, las yemas, el aceite y la sal. Vierte los huevos en el centro de la harina y mezcla bien con una cuchara de palo.
  2. Amasa sobre una superficie enharinada de 5 a 10 minutos (si es necesario pon un poco más de harina). Ten en cuenta que la masa no debe quedar pegajosa pero, si te excedes en la cantidad de harina puede quedarte muy seca. Después de amasar envuelve en papel film y deja reposar en un lugar fresco y sin refrigerar durante mínimo una hora.
  3. Para preparar el relleno calienta el aceite de oliva en una sartén. Luego, sofríe la cebolla finamente picada y el pollo hasta que se cocinen. Agrega la sal, la pimienta, la nuez moscada y después la espinaca finamente picada y el queso ricotta. Mezcla bien, rectifica el sabor y deja que la mezcla se enfríe.
  4. Extiende la masa sobre una superficie enharinada. Para hacerlo, puedes usar un rodillo o una máquina de pasta). Cuando la pasta esté muy delgada (de 1 o 2 milímetros de espesor) espolvorea ligeramente con harina. Ahora, corta cuadrados de 4 centímetros. Cuando los tengas, pon una cucharadita del relleno en el centro de los cuadrados. Humedece los bordes con un pincel y tápalos con otro cuadrado. Para pegarlos entre sí utiliza agua y no olvides presionar los bordes con un tenedor para fijarlos.
  5. Calienta abundante agua hasta que hierva. Agrégale una cucharada de sal y cocina la pasta de 3 a 5 minutos; cuando los raviolis floten, déjalos durante un minuto. Es muy importante que la pasta quede ‘al dente’.