Pizza margarita casera con aceite de oliva| Olivetto®
19818
post-template-default,single,single-post,postid-19818,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Pizza margarita casera

La pizza margarita es un plato digno de la cultura italiana. Su origen está construido por diferentes historias, entre ellas que sus colores (blanco, rojo y verde) son los mismos a los de la bandera italiana; o que su nombre se atribuye a la reina italiana Margarita de Saboya.

Sea cual sea su origen, es innegable que la pizza margarita es una de las más representativas y también una de las más exquisitas en el mundo de la pizza.

¡Atrévete a prepararla en casa!

Dificultad de la preparación0%
Pizza margarita casera con aceite de oliva

Ingredientes para una pizza margarita casera

Masa de la pizza

1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de levadura seca activa
1/3 taza de agua tibia
1 cucharadita de leche tibia
1 y ¾ de taza de harina de trigo
1/2 cucharadita sal
4 cucharaditas aceite de Olivetto® extra virgen intenso

Para el armado

1 taza de salsa de tomate casera
1 taza de queso mozzarella
Hojas de albahaca
Aceite de oliva Olivetto® extra virgen intenso, cantidad necesaria
Pimienta negra

¡Preparemos la pizza margarita!

  1. Pon el azúcar y la levadura en un recipiente hondo, agrega el agua y la leche. Mezcla y deja activar hasta que crezca a temperatura ambiente.
  2. Aparte, revuelve la harina con la sal, el aceite de oliva, incorpora la mezcla de levadura y mezclar bien. Lleva a una superficie enharinada y amasa hasta obtener una masa lisa y que no se pegue a los dedos. También puedes prepararla con la batidora usando el gancho. Deja reposar en un recipiente hondo, cubierto con una servilleta de tela hasta que duplique su volumen.
  3. Golpea la masa hasta que vuelva a su tamaño original y con la ayuda de un rodillo y la yema de los dedos aplana dando la forma deseada. Llévala al horno a 180°C para una pre cocción por 20 minutos, o hasta que comience a tomar algo de color.
  4. Retira del horno y cubre con la salsa de tomate, el queso y un chorro de aceite de oliva y cocina hasta que el queso comience a dorar. Saca del horno y decora con las hojas de albahaca y la pimienta negra recién molida.

¡Disfruta!

Creemos que también puede gustarte esta pizza vegetariana