Para qué sirve el aceite de oliva en la cocina: ABC de usos no comunes
18632
post-template-default,single,single-post,postid-18632,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Descubre para qué sirve el aceite de oliva en la cocina: te sorprenderás

Seguramente no te has preguntado para qué sirve el aceite de oliva en la cocina, ¿cierto? Asumes que es para aderezar ensaladas y ya. Bueno, si es tu caso, queremos informarte que estás perdiéndote de deliciosos usos que le puedes dar a este ingrediente vegetal. ¡Conoce los 5 usos del aceite de oliva en la cocina!

Para qué sirve el aceite de oliva en la cocina: 5 usos no comunes

Para qué sirve el aceite de oliva en la cocina es una pregunta que tiene múltiples respuestas. La más sencilla es cocinar de forma rica y saludable.

El aceite de oliva es tan versátil que además, lo puedes comer crudo. Aquí te damos dos recomendaciones:

  • Aromatízalo: lo más común es ponerle alguna hierba como tomillo o albahaca. Nosotros te invitamos a ir un paso más allá y agregarle cáscara de frutas. Con esto le darás un toque dulce.
  • Si prefieres agregarle picor, mézclalo con clavo de olor, pimienta o jengibre.

Sin embargo, si quieres sorprender a tu pareja, a tus papás cuando vienen de visita o a tu parche de amigos, te recomendamos usarlo para lo siguiente.

1. Cocinar y hornear

Sabemos lo que estás pensando: prometimos que íbamos a hablar de usos no comunes y lo primero que decimos es que sirve para cocinar. Pero, en realidad, lo que te proponemos es que lo uses en repostería. De lo que se trata es de sustituir la mantequilla (Ayuso, 2018).

Usar aceite de oliva les dará a tus panes y galletas una textura ligera. Además, el extra virgen le aportará un sabor sutil a tus postres. ¡Perfecto para ponerte a experimentar en la cocina!

Lo que debes tener en cuenta es que la mantequilla tiene un entre un 80%- 85% de grasa y un 15% de agua, mientras que el aceite no tiene agua. Por ello, debes reducir la cantidad en un 15 o 20% respecto a la receta original (Ayuso, 2018).

2. Para qué sirve el aceite de oliva: freír y sofreír

Todavía persiste una desinformación respecto a que el aceite de oliva no es apto para freír y sofreír. En realidad, lo que hay que tener en cuenta es el punto de humo. Esto se refiere a la temperatura a partir de la cual todo aceite se quema y es nocivo (Ayuso, 2018).

El punto de humo en los aceites de oliva está entre 185° y 210°. Lo anterior permite hacer preparaciones como con cualquier otro tipo de aceite.  Así que podrías preparar desde papas a la francesa o atreverte a fritar verduras al estilo tempura.

3. Para hacer mayonesa

La mayonesa casera es la reina de las salsas. Tienes que mezclar durante varios minutos en la batidora un huevo, sal, jugo de limón y 100 mililitros de aceite de oliva extra virgen.

Después de probarla, no querrás volver a comprar mayonesa.

4. Hacer aceite de brasas

Si quieres darle un toque ahumado a tus platillos, te recomendamos preparar aceite de brasas, ideal para usar crudo en ensaladas (Gastronomía y Cía, 2018). Para hacerlo necesitas dos ingredientes: aceite de oliva y carbón.

Lo que resta es prender el carbón hasta que se convierta en brasa, cuando ya no tiene fuego. Después lo introduces en un frasco con aceite, tapas y dejas infusionar por 12 horas. Por último, cuelas para que no quede ningún resto de sólidos.

La proporción es: por cada 500 mililitros de aceite agrega 5 trozos de carbón.

5. Para qué sirve el aceite de oliva en la cocina: conservación de alimentos

Si sabes para qué sirve el aceite de oliva y quieres sorprender a tus amigos, puedes compartirles la siguiente técnica.

Funciona perfecto para alargar la vida de ciertos alimentos. Esto es porque el aceite de oliva aísla el oxígeno (Gómez, 2014). Usa frascos que se puedan cerrar herméticamente, pon una buena cantidad de aceite de oliva y no temas introducirle verduras, quesos, pescados y carne.

Ahora sí, olvídate de las comidas sin ese toque especial. Sácale mayor provecho al aceite de oliva y úsalo en postres, guisos, ensaladas y en todo lo que te imagines. ¡Quedarán increíbles! Eso sí, tu casa se convertirá en la sede oficial de cenas y comidas entre tus amigos.