Oliva, variedades y características para el mejor aceite | Olivetto.com.co
17709
post-template-default,single,single-post,postid-17709,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Oliva: ¿cuáles son sus variedades?

¿Te gustaría conocer más sobre el maravilloso mundo de la oliva? ¡Sabemos que sí! Por eso, debes empezar por aprender a diferenciar sus variedades y, de paso, reconocer el sabor que más te gusta.

Comencemos diciendo que existe una gran variedad de tipos de olivas, o comúnmente llamadas aceitunas. Hay unas que son excelentes para fabricar aceite de oliva, mientras que otras son buenas para comer como aceitunas de mesa. Además, existen las que sirven para estos dos propósitos.

Al igual que ocurre con los tipos de uva en el vino o los granos en el café, cada variedad de oliva le va a dar una característica particular en notas de sabor, así como en aspecto, a los diferentes tipos de aceite.

Sus diferencias van desde la elaboración, sus propiedades y los sabores. Cada uno de estos inciden en la preparación de determinados platos. Profundizar en el tema te abrirá los ojos a un mundo de sabor.

Un poco de historia de la oliva

La planta de olivo proviene de Grecia y Asia Menor, donde todavía pueden encontrarse los bosques de olivos silvestres, los conocidos acebuches.

Las variedades más antiguas de los olivos tienen diferentes nombres que dependen de la zona de cultivo. Las más famosas son de España, que es el mayor productor de este aceite en el mundo

Allí, por ejemplo, se cultivan olivos de distintas variedades que le dan características especiales a los aceites que se producen. Las regiones que más cultivan este tipo de alimento son Andalucía, Castilla – La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Cultivos de olivos

Sin embargo, otros países del mediterráneo tienen cientos de variedades de olivos. Italia, Grecia, Portugal, Túnez, Marruecos también son grandes productores.

Pero estos cultivos no son exclusivos de la cuenca del mediterráneo. Las plantaciones de olivo han llegado a más partes del mundo. Países como Chile y Argentina también empezaron a cosechar olivos.

Realmente lo que se necesita para su producción son las condiciones adecuadas. El clima debe variar entre relativos fríos invernales y períodos cálidos o secos de verano.

Variedades de oliva

Si bien existen más de 2000 variedades de olivas en el mundo, tal vez muchos solo reconocen dos de ellas: la aceituna verde y la negra.

Es importante que sepas que estas dos no son variedades diferentes de oliva. Pues su color no depende de la variedad del fruto sino de su punto de maduración.

Como dato curioso: todas las aceitunas cuando maduran oscurecen, lo mismo que sucede con las uvas.

Pero además, hoy en día existen muchas plantaciones de distintas variedades; están los olivares de picual, hojiblanca, morisca, manzanilla y arbequina. Estas son las variedades más representativas de olivas que existen.

Y ahora vamos a explicarte los datos más característicos de algunas de las variedades más importantes de las olivas y los tipos de aceites que se producen con ellas.

Variedades de olivas más representativas

Oliva picual

Es la variedad más abundante de España y del mundo. No te confundas, su nombre no hace referencia a que sea picante sino a la forma de pico que tiene el fruto.

El aceite de este tipo de oliva es popular por su alta estabilidad a la oxidación, lo que hace que tenga una mejor resistencia a las altas temperaturas cuando se cocina. Además, es ideal para conservar alimentos crudos o cocinados.

Para saber cómo lo puedes reconocer, sensorialmente es un aceite con mucho cuerpo, así que lo sentirás algo más espeso y con un sabor frutal de aceituna verde. Se puede sentir el sabor de la hoja de olivo, algo picante y un tris amargo.

Oliva picual

Oliva arbequina

Oliva arbequina

A esta variedad también se le conoce como blancal y arbequín. Se conoce así por la región con mayor tradición en el cultivo de esta variedad. Aunque la versión más aceptada es que esta fue traída desde Palentina.

El aceite de esta oliva es muy suave, poco amargo y picante. Además, tiene un aroma frutado con notas de plátano, manzana y almendra.

Si eres de las personas que no le gustan los sabores fuertes, esta variedad es tu mejor opción.

Su árbol tiene capacidad para producir cosechas altas y constantes. Además, es tolerante a las enfermedades propias de estas plantas. Por eso, es una de las variedades que más se cultivan actualmente y una de la favoritas de muchos.

Oliva hojiblanca

Su nombre proviene del color blanquecino que tienen sus hojas. Esta variedad de aceituna es una de las más cultivadas en el mundo, ya que se destaca por su gran resistencia a la sequía.

Esta oliva se usa tanto para hacer aceite como para comer en la mesa, ya que su forma es bastante redonda, además su sabor es medio. Por lo que no es muy fuerte ni muy suave al paladar. Entre los distintos tipos de aceitunas para comer, es en la actualidad la de mayor producción.

Además, se caracteriza por tener un aroma y sabor parecido a la alcachofa y a plantas aromáticas. Aunque tiene un leve sabor amargo, sus notas dulces sirven para atenuarlo.

Oliva hojiblanca

Oliva manzanilla sevillana

Oliva manzanilla sevillana

Es otra de las variedades con más producción en el país ibérico. Su nombre indica el lugar donde más se produce: Sevilla. Aunque también se encuentra en las provincias españolas de Huelva y Badajoz.

Se usa principalmente para servir en la mesa como aceituna. No obstante, también es una variedad utilizada para realizar aceites gracias a su alta concentración de ácidos oleicos.

Su aceite se caracteriza por un sabor de frutas de nivel medio, contiene algo de picante y ligero amargor. Se conoce también por sus aromas a almendra, hierba e higuera.

Otra de sus variantes es el olivar de manzanilla cacereña que, como su nombre lo indica, se produce en la provincia de Cáceres. También contiene un alto contenido graso, pero con matices más picantes y un sabor suave.

Tanto la oliva de Sevilla como la Cáceres son sensibles a sufrir de una enfermedad causada por hongos en algunas especies de vegetales, llamada verticilosis.

Oliva morisca

El olivo morisco, u olivo milenario, es una variedad muy antigua de olivares. Su existencia data del siglo XI (años 1.000).

Su nombre se atribuye a los moros que habitaron el sur de España en la antigüedad. Esta variedad se adapta muy bien a los terrenos con poca agua, la sequía y la tierra pobre en nutrientes. Además, sus aceitunas son de un gran tamaño, por lo que se utilizan para realizar aderezos y se mezclan con especias a la hora de servir la comida.

Lo mejor de esta aceituna es que posee un alto rendimiento en la producción de aceite, obteniendo mayor producto por oliva. Asimismo, produce un aceite muy valorado, con un alto contenido de ácidos oleicos. Su sabor es dulce y muy frutado.

Por ser una variedad muy antigua, la morisca es sensible a algunas de las enfermedades más recurrentes del olivo, como la antracnosis.

Oliva morisca

Otros tipos de oliva

Ya vimos las variedades de olivas más importantes que existen en la actualidad. Así que ya puedes pasar sin ninguna dificultad por el test de “conocedor de olivas”. Pero, si quieres ser todo un experto, a continuación verás esas variedades no tan comunes que están en la élite de estos frutos.

Oliva alfafara

Es una variedad que da lugar a aceites de oliva vírgenes. Se denomina virgen cuando se extrae el aceite de la aceituna por presión en frío, lo que lo hace de mejor calidad.

Los sabores característicos de la alfafara son el amargo y el picante que se combinan en perfecto equilibrio.  En cuanto a su olor, este se caracteriza por tener notas a plátano y a tomate maduro.

Oliva changlot real

Su reconocimiento se da por su uso casi exclusivo para elaborar aceites de oliva extra virgen. Además, cuenta con denominación de origen de la Comunidad Valenciana, lo mismo que sucede con algunos tipos de café de diferentes regiones en Colombia.

Oliva castellana

Esta variedad de olivares ha heredado su nombre de la provincia de Castilla-La Mancha, Comunidad céntrica de España. El aceite producido con estos olivos es frutado y muy aromático. Además, es destacado por sus notas de hierba y hojas verdes, también un ligero toque a plátano.

Recuerda que no importa realmente con qué variedad de oliva o aceituna se haya realizado el aceite, pues para gustos los sabores. Lo importante aquí es que el aceite de oliva será siempre una buena opción para darle más sabor a tus preparaciones.

No importa si lo usas al desayuno con pan tostado, le aplicas ese toque frutal y oleico a tus ensaladas, fritas unos huevos en él o se lo hechas a tus tortas. El aceite de oliva es muy saludable y va bien con todo.

Así que, ¿te animas a descubrir el sabor de la oliva?