Arte de poner la mesa para una cena especial - Olivetto
26
post-template-default,single,single-post,postid-26,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Arte de poner la mesa para una cena especial

Un embajador de la buena mesa sabe que sentarse a comer es todo un ritual y además una experiencia única; de ahí la importancia de cuidar hasta el más mínimo detalle. Te contamos qué debes tener en cuenta a la hora de preparar la mesa para la cena: el primer paso para un momento inolvidable.

1. El mantel: Existen dos reglas de oro para el uso de este: que cubra toda la mesa pero sin colgar hasta el suelo y que combine con la mayor parte de elementos que componen la mesa. Eso sí, no muy cargado. Te recomendamos usar mantelería de color blanco, marfil o pastel; en caso de que los platos y decoraciones sean muy coloridos no es necesario usar mantel.

2. Las servilletas: Es ideal que combinen con el mantel, esto le brinda un toque de elegancia a la mesa. Es importante que se coloquen al lado derecho del plato o encima del mismo (se suelen doblar en forma triangular o rectangular).

3. La vajilla: A nosotros nos encanta tener un plato de base de mayor tamaño que los demás, los otros platos se pondrían encima de este y se escogerían de acuerdo al menú seleccionado.

4. Los cubiertos: Es importante colocarlos de afuera hacia adentro, en el orden que van a ser utilizados. Los cuchillos se colocan con el filo hacia adentro, el tenedor va a la izquierda del plato, y la cuchara y el cuchillo a la derecha.

¡Para tener en cuenta!

  • Las velas se encienden cuando tus invitados estén sentados.
  • Lo más importante es verle la cara a la otra persona, por eso, los arreglos de mesa no deben ser altos.
  • Recuerda tener siempre sal y pimienta al alcance de tus invitados para que le den el toque final al plato en caso de que lo necesiten.
  • Te recomendamos usar como centro de mesa arreglos florales, arreglo de frutas o jarrones de cristal.
  • Usa una suave música de fondo en la que tus invitados puedan conversar.
  • Y por último, ¡un poco de imaginación! En la mesa podemos atrevernos a combinar colores, olores, texturas y por supuesto, sabores.