Comer saludable: ¿qué debes tener en cuenta? | Olivetto®
19404
post-template-default,single,single-post,postid-19404,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Experimenta en la cocina y crea tus propias versiones para comer saludable

Comer saludable es una de las alternativas que puedes ensayar como parte de un estilo de vida sano. Si además de disfrutar nuevos sabores y preparaciones obtienes beneficios para tu salud y nutrición, ¡mucho mejor!

Más allá de la mezcla equilibrada de ingredientes, el concepto de alimentación balanceada está relacionado con una buena experiencia: ese no sé qué que te hace feliz cuando estás con tu parche de amigos.

Además de comer saludable, tienes la posibilidad de estrechar lazos familiares y sociales en medio de una entretenida reunión gastronómica. No se trata solo de sentarse a la mesa y consumir alimentos, sino de lograr que el momento sea único e inolvidable.

¿Por qué comer saludable? Llénate de razones para alimentarte bien

Tips para comer saludable sin descuidar el sabor y el deleite

Las dietas poco saludables son una de las principales causas de la mala nutrición en el mundo (Herrero, 2019). Así que es importante comer bien y conocer lo que comes.

Una alimentación equilibrada provee la energía y los nutrientes que necesitas para mejorar tu digestión y hacer que tu cuerpo funcione como debe ser. Por eso, te compartimos tres beneficios que nos encantan de comer saludable y algunas ideas para que tus preparaciones siempre sean especiales.

Comer saludable para mejorar tu estado de ánimo

Una alimentación balanceada te llenará de energía y te animará a realizar las actividades diarias con más ganas. La mañana es el momento ideal para que rompas el ayuno y te prepares con toda.

Sobre un par de rebanadas de pan integral unta un poco de yogur griego mezclado con cebollín y pimienta. Agrega unas lonjas de salmón fresco o ahumado y decora con espinaca fresca, pimentones asados y aceitunas. ¿No se te hace agua la boca?

Comer saludable para aprender a cambiar y mantener nuevos hábitos

La constancia será tu aliada en la búsqueda de un estilo de vida sano. Trata de comer a una misma hora, cuida las porciones, conviértete en fan de verduras y frutas (incluye más ensaladas con aceite de oliva, por ejemplo) y bájale al azúcar. ¡Ah!, no olvides beber siempre mucha agua y realizar actividad física.

Comer saludable para dormir mejor

****

Algunos alimentos pueden alterar tu ciclo de sueño y dejarte contando ovejas hasta la madrugada.

Pero también ocurre que una dieta balanceada y nutritiva te ayudará a prepararte mejor cuando llegue la hora de dormir.

****

Si estás pensando en un rico menú para la noche, te animamos a elegir una mezcla apetitosa de pavo o pollo con verduras al wok. Puedes incluir calabacín, zanahoria, pimentones y champiñones salteados en aceite de oliva. Complementa con un poco de arroz salvaje o una rebanada de pan integral y adorna con frutos secos. Al finalizar, bebe una infusión de hierbas o un té. Prueba agregando un poco de miel y ¡dulces sueños!

Comer saludable no debe ser aburrido. ¡Pon a prueba tu creatividad!

Que tus platos saludables se vean provocativos y sabrosos depende de ti y del límite de tu imaginación. Por eso, te recomendamos:

  • Jugar con los colores de las verduras y las hortalizas.
  • Decorar tus platos con ingredientes naturales para darles un toque único.
  • Combinar formas y texturas de los alimentos. ¡Arriésgate! ¿Qué tal un delicioso helado a base de aceite de oliva?

Tips para comer saludable: además de un menú nutritivo, puedes hacer que sea delicioso

****

Las grasas saludables son necesarias y cruciales para asegurar el buen balance de los platos.

****

Se recomienda incluir en cada una de las comidas entre dos y cuatro opciones de grasas saludables (Jaramillo, 2019). De esta forma no solo harás más versátiles tus preparaciones, sino que aportarás mucho sabor.

  • Agrega siempre un buen chorro de aceite de oliva. No solo en las ensaladas, prueba combinándolo con la proteína o los carbohidratos.
  • Complementa y decora tus platos con aceitunas, aguacate, nueces, almendras, semillas de chía o ajonjolí.
  • Usa especias y hierbas para condimentar.
  • Experimenta con mezclas de sabor dulce, ácido, amargo o picante para equilibrar y potenciar.

Anímate a romper las reglas para que comer saludable no solo sea bueno, sino también diferente y delicioso.


BIBLIOGRAFÍA.

– Corio, R. & Arbonés, L. (2009). Nutrición y salud. Medicina de Familia SEMERGEN, Vol. 35 (9), pp. 443-449. Consultado en: 12 de junio de 2020. Recuperado de: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-pdf-S1138359309728436

– FAO (2016). Educación alimentaria y nutricional para promover dietas saludables. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Recuperado de FAO

– Jaramillo, C. (2019) El milagro metabólico. Colombia:  Editorial Planeta.

– Herrero, A. (4 de abril de 2019). La mala alimentación mata a más gente en el mundo que el tabaco. El Mundo España. Recuperado de El Mundo España